Recent Posts

BAJO DESEO SEXUAL EN EL HOMBRE




consulta sexología Zaragoza psicólogos sexólogos Zaragoza deseo inhibido

El bajo deseo sexual masculino también existe

Es frecuente oír hablar del bajo deseo sexual femenino pero no ocurre lo mismo con el bajo deseo sexual masculino.
Hablamos de bajo deseo sexual o deseo sexual inhibido cuando no se tienen deseos de actividad sexual de forma persistente y ausencia o pobreza de fantasías sexuales.

Aunque el bajo deseo es más frecuente entre mujeres que en hombres, el bajo deseo sexual en el hombre está aumentando, ya que hace tiempo la mujer tenía un rol pasivo en el sexo y ahora ya expresa libremente sus deseos eróticos, lo cual puede causar inseguridad en el hombre acerca de cómo proceder con una mujer que manifiesta seguridad y demanda sexualmente de forma abierta.


Es importante valorar si se trata de un problema primario, es decir, que la persona siempre haya tenido esta falta de deseo sexual o es secundario, que es cuando el bajo deseo sexual se ha observado a partir de determinado momento, después de períodos donde la persona sí experimentaba deseo sexual. El deseo sexual hipoactivo en el hombre suele darse a veces como consecuencia de problemas sexuales previos de erección o de uso frecuente de pornografía.

CAUSAS DEL BAJO DESEO SEXUAL MASCULINO


Las causas pueden ser orgánicas (como trastornos endocrinos e insuficiencia renal) o causas psicológicas, siendo estas últimas las que explican la mayoría de los problemas de bajo deseo.

Existen muchas causas psicológicas posibles del bajo deseo sexual masculino como la depresión, estrés, ansiedad, baja autoestima, problemas en la relación de pareja, ansiedad relacionada con el hecho de tener relaciones sexuales. 

Pueden darse pensamientos de no estar a la altura, lo cual ocurre con mayor frecuencia en el hombre cuando la mujer le interesa especialmente, la encuentra atractiva y/o manifiesta que para ella es muy importante el sexo.
Además el hombre puede tener el sentimiento de obligatoriedad de relaciones sexuales, ya que si es el quien tiene bajo deseo y la mujer demanda relaciones, la percibirá como muy demandante y "se forzará" a tener relaciones sin ganas para resolver su problema, produciendo el efecto contrario (uno no se puede forzar a tener deseo).

Otra causa puede ser la rutina en las relaciones sexuales: cuando las relaciones sexuales son monótonas, se llevan a cabo de la misma manera y con las mismas consecuencias, disminuye el deseo sexual.

Cuando el bajo deseo sexual en el hombre persiste y si a pesar de hablar del problema con la pareja y expresar los sentimientos de cada uno, reservar un tiempo para la pareja (que facilite el juego y la seducción), el problema persiste; lo mejor es acudir al sexólogo para realizar una terapia sexual y que el problema no se enquiste y genere discusiones e insatisfacción en la relación de pareja. 



Este es el artículo publicado en la revista gente saludable de Rtve:

psicólogos sexólogos Zaragoza-bajo deseo sexual en el hombre