Recent Posts

LA TECNOLOGÍA EN EL SEXO: PROBLEMA O SOLUCIÓN


medir el rendimiento sexual

Recientemente han aparecido en el mercado dispositivos y app para medir ciertos aspectos de nuestra vida sexual.

Al igual que existen pulseras deportivas y aplicaciones para utilizar cuando se realiza ejercicio físico, las cuales miden distancia recorrida, frecuencia cardíaca y calorías quemadas, se han creado app y dispositivos para medir el rendimiento sexual.

PREGUNTAS PARA REALIZARSE ANTE LOS DISPOSITIVOS QUE MIDEN RENDIMIENTO SEXUAL:


--¿Quiero comparar el rendimiento en mis relaciones sexuales con el del ejercicio físico realizado en una sesión de deporte?

--¿Quiero comparar el rendimiento en mis relaciones sexuales con el del ejercicio físico realizado en una sesión de deporte?
 
--¿Qué puede aportarnos a la relación de pareja, satisfacción o frustración?
Estas son algunas de las últimas aportaciones en tecnología:

  • El preservativo inteligente: aunque su nombre pueda indicar que sustituye a un preservativo no es así, por lo que en caso de utilizar como método anticonceptivo el preservativo habría que seguir usándolo junto a este dispositivo.

Se coloca en la base del pene y contiene un chip y unos sensores que miden el tiempo de la relación sexual, la cantidad de penetraciones y velocidad, calorías quemadas, frecuencia de las sesiones sexuales y número de posturas usadas.

Equiparable en cierta medida a las pulseras utilizadas para medir ciertos parámetros durante el ejercicio físico.

¿Me apetece a mí y a mi pareja medir estos parámetros como si fuera una sesión de running?
Por otro lado, las relaciones sexuales no se reducen a relaciones coitales (con penetración) y este dispositivo se basa principalmente en el coito.

  •  App para monitorizar el rendimiento sexual: tales como Spreadsheets data in bed, sexlife tracker y muchas otras.
Sus diseñadores afirman que sirven por ejemplo para cuantificar las posiciones utilizadas, el tiempo utilizado durante las relaciones sexuales, registrar la actividad sexual realizada (masturbación, sexo oral etc.) y llevar un registro al día de todo ello.

Los datos que midan las aplicaciones ¿en qué nos puede beneficiar en nuestras relaciones sexuales? ¿debo compararlo con alguna medida de “normalidad”? ¿nos preocupa que determinada medición no encaje en “lo que debería ser”?
  • Existen otras app que no se basan en la cuantificación de lo sexual y pueden utilizarse a modo lúdico para enriquecer la vida erótica de la pareja.
Algunas como ikamasutra (basado en el ya conocido libro), dados eróticos, desire (divide por categorías distintos juegos para realizar en pareja), ruleta sexual…
La clave por tanto a la hora de recurrir a las nuevas aportaciones tecnológicas no es medir y observar nuestro comportamiento erótico sino utilizarlo como estímulo erótico para salir de la rutina y crear nuevos escenarios sexuales que permitan la satisfacción con el otro.Utilizarlos a modo de juego en contraposición a la obsesión por el hacerlo bien y por “controlar”.





















Os dejo aquí el enlace al períodico Heraldo para que leáis el artículo: