Recent Posts

DECÁLOGO PARA VOLVER A LA RUTINA

Ideas para volver al trabajo y estudios después del verano

Tras las vacaciones, con la ausencia de rutinas y obligaciones y disponibilidad de flexibilidad horaria, debemos pasar a la rutina de trabajo, estudios, inicio de colegio, etc  y esto supone para muchas personas, una fuente de estrés.

Podemos seguir 10 ideas clave para que la vuelta a la rutina sea más llevadera:


  1. Si es posible, dejar libres dos o tres días antes de empezar el trabajo, estudios, cole; para estar en casa organizando la vuelta a nuestras actividades y tareas de casa y familiares (lavadoras, compras, organización con los niños, etc).Esto permite adoptar una actitud más calmada y una "puesta a punto" en comparación con volver y retomar la actividad al día siguiente (algo poco recomendable).

    En esos días previos, crear rutinas de tareas y adaptación a horarios, como por ejemplo, en el sueño: si en vacaciones estaba acostumbrado a echarme tarde a dormir, tengo que ir modificando unos días antes la hora de acostarme y levantarme para que cuando empiece los estudios o el trabajo esté descansado y con energía.

    Con los niños, ante la vuelta al cole, conviene hacer lo mismo, ajustar unos días antes los horarios de comidas de sueño para que no les afecte la vuelta a la rutina, tras meses de vacaciones.

2. Adoptar una actitud positiva, centrándonos en los aspectos positivos que nos agradan ("veré a mis compañeros", "aprenderé nuevos contenidos"...) sin anticipar problemas ni entrar en un bucle de queja continua que hará más tediosa la reincorporación.

3. Ojear aquellas fotos que hemos hecho este verano y plasmarlas en un álbum o seleccionar alguna y transferirla a un objeto que utilicemos a diario para que nos evoque recuerdos y emociones positivas al verlo.

4. Aunque las vacaciones hayan terminado, hay muchos momentos para seguir disfrutando, y no solo podemos "vivir para el verano", pudiendo realizar una lista de actividades agradables que podamos llevar a cabo (excursiones, conciertos, visitas culturales...) o marcarnos una actividad que nunca hayamos realizado y que implique el contacto con otras personas (clases de baile, teatro, etc.).

5. Reservar, en la medida de lo posible, y el fin de semana, algunas horas de la luz del día para realizar actividades que nos gusten al aire libre: pasear, running, ir en bicicleta, leer en el parque...
Realizar actividades al aire libre, aprovechando la luz del día, contribuyen a un buen estado de ánimo y calidad del sueño.

6. Ejercicio físico: Actívate para liberar endorfinas y recargar energía y si no realizabas deporte antes de las vacaciones, es un buen momento para planteártelo, ajustándolo a tus condiciones físicas y preferencias.

7. Reservar tiempo de desconexión. Algunas personas pasan de un extremo a otro del continuo vacaciones-trabajo/estudio, terminando las vacaciones e incorporándose a la vida diaria con una intensidad e implicación del 100 por 100 y esto termina agotando físicamente y mentalmente por lo que los cambios deben ser progresivos y siempre reservando cada día un tiempo de desconexión.

8. Que la desconexión sea también del móvil: hay personas que terminan su jornada laboral y tienen que atender llamadas telefónicas, emails y whatsapp de trabajo; sin disponer de una hora de cierre, lo que dificulta su tiempo de ocio y les llega a afectar a su calidad de sueño.

9. Organizar las tareas y planificarlas para distribuirlas a lo largo de la semana: todas las tareas no pueden ser prioritarias, así como delegar aquellas tareas que realizas sin que te correspondan realmente.

10. Actitud consciente en lo que haces: no entrar en modo piloto automático y dejarte llevar por la inercia, intentando realizar varias tareas a la vez, siendo multitarea ya que esto afecta notablemente a la atención y concentración.
Además, realizar en momentos de pérdida de concentración, ejercicios de respiración que te permitan detenerte unos minutos y volver a tus tareas con mayor atención.

En Psicólogos Sexólogos en Zaragoza Eva María González se trabajan casos de estrés personal, laboral y familiar.
Si has intentado realizar cambios para mejorar el estrés ante cambios vitales, laborales o familiares; ponte en contacto conmigo para aprender a gestionarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario