Recent Posts

VAGINISMO: CAUSAS Y SOLUCIONES


tratamiento vaginismo


El vaginismo es la contracción involuntaria de la musculatura que rodea el tercio externo de la vagina, haciendo la penetración imposible o dolorosa.

Este reflejo involuntario puede aparecer ante cualquier intento de penetración, como puede ser un dedo, un tampón o el espéculo que se usa en una exploración ginecológica; o producirse solamente al intentar la penetración durante el coito.Por lo tanto hay varios grados posibles de vaginismo.

Las consecuencias del vaginismo varían según el grado del mismo yendo desde la dificultad o imposibilidad de realizar una exploración ginecológica (debido al espasmo muscular que se produce) a problemas de autoestima al no poder tener relaciones sexuales satisfactorias sentimientos de fracaso y presión por no poder resolverlo.


CAUSAS Y SOLUCIONES DEL VAGINISMO


Entre las causas orgánicas del vaginismo se encuentran la endometriosis, la presencia de un hímen rígido, inflamaciones de la pelvis, tumores pélvicos, que aunque se resuelvan hacen que el vaginismo condicionado persista.

Las causas más frecuentes del vaginismo son las de tipo psicológico, como una educación sexual inadecuada, actitudes erotofóbicas por una educación puritana estricta, miedo excesivo al embarazo, miedo al dolor, coito doloroso como resultado de algún padecimiento médico o físico, y abusos sexuales.

Tanto si el vaginismo es primario (el problema ha existido siempre) como secundario (el vaginismo ha aparecido más tarde), la solución más conveniente es realizar una terapia sexual donde se valoren los factores predisponentes y de mantenimiento del vaginismo de cada caso, para realizar un abordaje terapéutico que permita reducir el miedo y la ansiedad ante el dolor así como otros posibles problemas asociados como fobia a las relaciones sexuales, deseo sexual hipoactivo y anorgasmia.


LA IMPORTANCIA DE LA PAREJA ANTE UN VAGINISMO


Es fundamental que la pareja de la mujer que tiene vaginismo sea comprensivo y esté dispuesto a cooperar de cara a superar el vaginismo ya que las dificultades sexuales del mismo pueden causar una tensión continua y generar una amplia variedad de emociones como culpabilidad rechazo y distanciamiento.

Por tanto, actitudes de presión o exigencia hacia la pareja hará que se agrave el problema y que se pueda desarrollar una aversión a las relaciones sexuales.

Asimismo resulta primordial que se involucre en la terapia sexual junto a su pareja para servir de apoyo y realizar las prescripciones terapéuticas con una actitud colaboradora.


EDAD DEL VAGINISMO


La edad en la que suele presentarse el vaginismo primario es entre los 15 y 25 años, cuando se inician las primeras exploraciones ginecológicas, se introduce un tampón y cuando se intentan relaciones sexuales coitales.

Sin embargo, cuando hablamos de vaginismo secundario, la edad de aparición es más variable (puede ser tras el nacimiento de un hijo, en la menopausia, tras u traumatismo,etc).

Lo más importante es buscar ayuda profesional y no dejar pasar los años esperando que el problema se resuelva por sí solo, ya que esto conduce a mayores niveles de frustración y menor autoestima tras los intentos fallidos por intentar resolver el problema.
En Psicólogos Sexólogos Zaragoza: Eva María González acuden mujeres con problemas de vaginismo de distintas edades y siguiendo las pautas y técnicas  de la terapia sexual se consigue resolverlo, mejorando la satisfacción tanto personal de la mujer como si se tiene pareja no solo en el área sexual sino reforzándose la relación de pareja.


Dejo aquí un enlace de un artículo que publiqué en el periódico Heraldo:

https://www.heraldo.es/noticias/suplementos/heraldo-joven/2018/05/03/vaginismo-causas-consecuencias-soluciones-1241669-2261031.html