Recent Posts

RELACIONES SOCIALES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

 

problemas en las relaciones sociales psicólogos sexólogos Zaragoza

La pandemia de Covid-19 ha afectado a la mayoría de la población, en forma de estrés, ansiedad, depresión y otros problemas psicológicos.


IMPACTO DE LA PANDEMIA EN ADOLESCENTES Y JÓVENES


Los jóvenes han sufrido las consecuencias psicológicas y económicas de la pandemia debido al aislamiento social, la incertidumbre general y la incertidumbre ocasionada por sus estudios y el empleo.


En los estudios, a los jóvenes les ha influido el cambio de clases presenciales por las clases online, teniendo más dificultades para la comprensión de ciertas asignaturas y un aumento de tareas y horas de estudio.

Respecto al empleo, muchos jóvenes han encontrado grandes dificultades para encontrar su primer empleo y ha aumentado la tasa de paro juvenil.


Esto ha hecho que los jóvenes se muestren especialmente preocupados por su futuro (con desesperanza, pesimismo y a veces, síntomas depresivos) y su situación económica, que dificulta que se independicen y se les complique la transición a la vida adulta.



El confinamiento y las restricciones que han tenido un impacto en mayor o menor medida en toda la población, ha afectado también a los jóvenes quienes han tenido que sustituir el contacto físico con los amigos por el contacto virtual y gracias a la facilidad de dominio que presentan con las nuevas tecnologías les ha permitido disponer de apoyo social, tanto de sus amigos como de la familia.


En tiempos de pandemia, los jóvenes han incrementado sus actividades comunicativas a través de redes sociales y móviles, lo que les ha permitido afrontar el aislamiento social marcado por las restricciones ante el Covid-19.


Entre los problemas psicológicos frecuentes entre los jóvenes durante la pandemia podemos citar la ansiedad en general, a veces con la experimentación de crisis de ansiedad o ataques de pánico, dificultades de concentración y pérdida de motivación, desesperanza ante el futuro y depresión.


Asimismo han aumentado en algunos jóvenes las autolesiones, adicciones (alcohol, tabaco, pornografía) y las dificultades para regular sus emociones.


RELACIONES VIRTUALES EN TIEMPOS DE PANDEMIA


Gracias al avance tecnológico, los jóvenes han podido suplir la falta de comunicación real con los amigos, de obligado cumplimiento durante el confinamiento, por una comunicación virtual, a través de las redes sociales como facebook e instagram, a través del whatsapp así como realizar videollamadas y usar aplicaciones para conocer a gente nueva.


Resulta útil aprovechar los recursos que la tecnología pone a nuestro alcance, y sobre todo en tiempos de pandemia, pero cuando ya se puede pasar al "mundo real" hay que retomar el contacto social en la medida de lo posible y cumpliendo las restricciones prescritas y no quedarse anclado al mundo virtual que en ningún caso sustituye a la comunicación real, donde además del lenguaje verbal disponemos del lenguaje no verbal: el tono de voz, la mirada, la posición del cuerpo, los gestos, etc. aspectos que son primordiales en nuestra comunicación diaria y que cuando no están presentes pueden dar lugar a malentendidos en las conversaciones, como ha ocurrido en algunas ocasiones durante la pandemia.


Relaciones de amistad y de pareja se han visto deterioradas y/o finalizadas por malentendidos y errores de comunicación derivados de la privación de esas señales no verbales tan importantes en cualquier conversación.


Pero quedarse siempre en el plano virtual puede llevar a los jóvenes a sentirse solo cómodos en la comunicación online, tendiendo a veces al aislamiento social y experimentar ansiedad cuando se retoma el contacto social de la vida real.


Es lo que ha ocurrido por ejemplo a algunos jóvenes cuando han retomado las clases presenciales y el contacto directo con sus amigos, sintiéndose inseguros y con poca confianza en sí mismos en los encuentros cara a cara.


Esa ansiedad social que pueden experimentar los jóvenes durante las relaciones sociales cara a cara se puede afrontar poco a poco con exposiciones graduales en el trato directo con los amigos y nuevas personas conocidas, retomando primero actividades que no les generen mucha ansiedad social y comenzando por relaciones personales de uno a uno, en lugar de entablar conversación con un grupo.


En los casos en los que los jóvenes no pueden manejar la ansiedad social por sí solos es recomendable acudir a un psicólogo para que aprendan técnicas psicológicas y recursos para afrontar los contactos sociales de la vida diaria con seguridad y confianza.


Para fomentar en los jóvenes amistades reales y no solo virtuales deben reflexionar sobre las ventajas e inconvenientes de cada tipo de relación, viendo que no solo importan "los like" o el número de seguidores como ocurre en las redes sociales sino que entiendan la importancia de cultivar amistades y relaciones con un nivel de intimidad y calidad comunicativa que permita expresar opiniones y sentimientos de forma segura,, reforzando el vínculo personal.


En Psicólogos Zaragoza realizamos tratamientos psicológicos para adolescentes y jóvenes ante problemas de ansiedad social, adicciones, problemas en los estudios y con las nuevas tecnologías, habilidades sociales y asertividad y autoestima.

Artículo relacionado en Heraldo:

En algunos jóvenes han aumentado las autolesiones, adicciones y las dificultades para regular sus emociones.


Psicólogos Zaragoza